80 Grados colabora con Khanimambo

OCHENTA GRADOS APADRINA 4 NIÑ@S DE KHANIMAMBO!

Los cuatro restaurantes de Ochenta Grados en Madrid se han unido a la familia Khanimambo apadrinando a cuatro niños y niñas. Ellos representan a los 361 niños que atendemos a diario en el Centro Munti de Praia de Xai-Xai en Mozambique.

Cada uno de los restaurantes apoya a su ahijado en los tres programas que trabajamos, asegurando así su acceso a una educación, nutrición y atención sanitaria de calidad.

Desde la Fundación Khanimambo ayudamos a estos niños para que tengan una infancia digna que les permita construirse un futuro. Actuamos para ofrecerles un espacio donde poder ser y aprender a estar.

Ofrecemos una ayuda integral fomentando la unión familiar como núcleo central de su crecimiento e integrándonos en la comunidad para favorecer el desarrollo sostenible.

Ochenta Grados lleva años colaborando con Khanimambo y ahora ha querido dar un paso mas. A través de sus cuatro ahijados, juntos os vamos a contar cómo cambiamos las vidas de estos niños. Creemos que el verdadero cambio se produce tocando tierra, día a día y niño a niño.

Queremos compartirlo con vosotros y animaros a que os suméis para que esta gran familia siga creciendo.

¡Khanimambo! Ochenta Grados por cambiar lo pequeño con nosotros.

¡No te pierdas las novedades que te traemos directamente desde el Centro Munti!

Maria Eduarda de Khanimambo

MARÍA EDUARDA

Me llamo María Eduarda, tengo 12 años y nací el 22 de junio de 2008 en Praia de Xai-Xai. Entré en Khanimambo en 2015, cuando solo tenía 6 años y he crecido junto a mis compañeros y compañeras, que se han convertido en parte de mi familia.

Del Centro Munti me encantan todas las actividades educativas que hacemos, como los días de Talentos. He participado en varios grupos diferentes y ahora me he apuntado a ajedrez, que me apasiona. Soy muy estudiosa y ya estoy en segundo de primaria en el Instituto Mabote.

Además, tenemos la suerte de recibir atención sanitaria y cuando nos duele la barriga, podemos ir a la enfermería donde nos cuidan muy bien.

¿Y qué decir de la comida? Las madres de la cocina preparan unos platos para chuparse los dedos. Mi favorita es la pasta con verduras.

Jackson Arlindo de Khanimambo

JEDISON ARLINDO

Me llamo Jedison, tengo 4 años y nací el 17 de febrero de 2017 en Praia de Xai-Xai. Entré en Khanimambo en 2020 directamente a la Escuela Infantil Swivanana.

Del Centro Munti me encanta pasar el día con todos mis amiguitos cantando canciones, aprendiendo los números y los animales marinos. Nuestras educadoras son geniales porque nos cuidan mucho y hacemos actividades de todo tipo.

Al principio me daba miedo la enfermería, pero ya he comprendido que es el lugar donde nos curan y comprueban que estamos bien. En las revisiones apuntan nuestro peso y medida, revisan la vista y nos enseñan a estar limpios y aseados para evitar enfermedades.

¡Comer junto a mis amigos en el Salón Crecer es lo mejor del día! Lo que más me gusta es el arroz con frijoles y pimientos.

Ana Quiteria de Khanimambo

ANA QUITERIA

Me llamo Ana, tengo 2 años y nací el 25 de septiembre de 2018 en Praia de Xai-Xai. Entré en Khanimambo este año y todo es nuevo para mí. Al principio era muy tímida y no conocía a nadie, pero cada vez me siento más a gusto estudiando aquí.

El Centro Munti es muy bonito, todo está lleno de colores y niños jugando. Nuestra clase de educación primaria es muy grande y tenemos pizarra, muchos libros, lápices de colores y siempre salimos a jugar al patio.

En la enfermería nos cuidan mucho, si nos caemos curan nuestras heridas y si nos duele la cabeza podemos descansar en las camas. Me siento muy segura con ellos.

¡Yo soy una glotona así que la comida de Khanimambo me encanta! Lo que más me gusta es el pescado con xima, un plato típico de Mozambique.

Raimundo de Khanimambo

RAIMUNDO GILDO

Me llamo Rai, tengo 12 años y nací el 18 de julio de 2008 en el barrio de Patrice Lubumba. Entré en Khanimambo en 2018 pero me siento como en casa, con muchos amigos y amigas.

Del Centro Munti me encantan las instalaciones. Podemos ir a la biblioteca que tiene muchísimos libros, jugar en el campo de baloncesto y estudiar en la sala de ordenadores. ¡Es increíble! Además, siempre organizan actividades divertidísimas como el campamento de verano y las clases de kárate.

La atención sanitaria es muy buena, gracias a la enfermería de Khanimambo no necesitamos ir al médico para dolencias menores y si algún día nos pasa algo, estarán para ayudarnos.

Como amante de la comida casera, el pan horneado cada mañana para desayunar me parece una delicia. ¡Me encanta comer con todos mis amigos!

Así aprenden y se divierten en el Centro Munti junto al resto de los 361 niños y niñas que atendemos cada día:

  • 80 Grados colabora con Khanimambo
  • 80 Grados colabora con Khanimambo
  • 80 Grados colabora con Khanimambo
  • 80 Grados colabora con Khanimambo
  • 80 Grados colabora con Khanimambo
  • 80 Grados colabora con Khanimambo
  • 80 Grados colabora con Khanimambo
  • 80 Grados colabora con Khanimambo
  • 80 Grados colabora con Khanimambo

Muchos hablan de cambiarlo todo; salvar el planeta, acabar con el hambre, poner fin a la pobreza… Suena demasiado grande, demasiado épico, demasiado lejano para ser real.

Nosotros hablamos de niñas y niños con nombres propios, no de ideas.

Menos épica, más hechos, más tocar la tierra.

No necesitamos héroes.

Necesitamos a personas como tú, comprometidas, para generar un cambio de fondo.

Día a día, niño a niño, mundo a mundo.

¿Quieres empezar a cambiar lo pequeño?

APADRINAR