Con Rael, una de las primeras ahijadas y hoy mi hija adoptiva.