Durante las vacaciones de verano, Khanimambo sigue ocupándose de las familias de niñas y niños con mayores dificultades.