Khanimambo con las victimas del Ciclón Idai