Mano Ernesto

Por |26 de junio de 2012|Etiquetas: , |

En junio de 2009, una madrina de Khanimambo recibía un informe de su ahijado en el que le contábamos que Ernesto pesaba ya 50 kilos, y que su desarrollo después de un año en Khanimambo iba bien a pesar de estar en una etapa tan difícil como es la adolescencia. Ya tenía claro por entonces