La Fundación 2017-05-31T09:33:36+00:00

LA FUNDACIÓN

Para decir gracias en changana, decimos khanimambo. De forma muy sincera y recíproca. La Fundación Khanimambo nació en septiembre de 2007 de la voluntad y la energía de sus tres socios fundadores: Alexia, María y Jorge. Primero se constituyó como asociación y poco más tarde pasó a ser una fundación con el único objetivo de ofrecer a los niños de Praia de Xai-Xai y alrededores las claves para mejorar su situación. Es con esta bonita palabra, Khanimambo, que empezó nuestro sueño vocacional.

Actualmente cuenta con un órgano de gobierno, el Patronato, constituido por diez personas. Todas ellas provienen de distintas áreas y, de un modo u otro, han estado vinculadas al mundo de la cooperación y, en especial, a la Fundación Khanimambo desde sus inicios.

Destinamos todo el tiempo y recursos al trabajo simultáneo en tres áreas de desarrollo: educación, nutrición y salud. Para llevar a cabo todos los proyectos, contamos con la ayuda de colaboradores privados: socios, padrinos y donantes. Asimismo, ponemos en marcha convenios de colaboración con distintas entidades como colegios, universidades y empresas comprometidas, que emprenden acciones sobre necesidades específicas detectadas en el terreno.

Para entender las necesidades de toda una comunidad, hay que formar parte de ella. Por eso, Alexia y Eric viven en Praia de Xai-Xai donde trabajan conjuntamente con el equipo mozambiqueño atendiendo en el Centro Munti a niños y familias del proyecto.

Nuestra misión es ayudar a los niños de las zonas más desfavorecidas de Mozambique para que tengan una infancia digna que les permita construirse un futuro.

Nuestra visión es actuar directamente para mejorar las condiciones de vida de los niños, formarles mediante la educación y el cariño, fomentando la unión familiar como núcleo central de su crecimiento e integrándonos en su comunidad para favorecer el desarrollo sostenible.

Como valores, creemos en la cercanía, la transparencia y el trato directo con los colaboradores, en el respeto y la integración, en el esfuerzo y la responsabilidad de todos. Buscamos sonrisas, el lado positivo y optimista de la cooperación, somos una ONG cercana, joven, llena de fuerza, frescura e ilusión, y actuamos con plena independencia política y religiosa.

LOS NIÑOS

Los niños son lo primero en Khanimambo. Se sienten ayudados y nosotros también. No nos gusta establecer una barrera entre donantes y receptores de donaciones. Todos damos y todos recibimos. Esa es nuestra grandeza.

Quienes entran en Khanimambo adquieren un compromiso. El nivel de exigencia es alto. Es muy importante que todas las familias entiendan que tienen que participar del cambio que proponemos hacer en sus vidas. Principalmente en las vidas de sus hijos, a través de nuestros proyectos. No sirve de nada quejarse de la falta de alimentos o de que los niños no van a la escuela cuando se hace poco para garantizar comida a la familia o para que los niños asistan a clase.

Solo el compromiso y el seguimiento que hacemos de forma continuada y transparente garantizan que nuestro trabajo tenga un impacto real en las comunidades con las que trabajamos y, a la vez, que los que formamos parte de esta gran familia sintamos que avanzamos unidos hacia un objetivo común.

A Khanimambo, además de los niños, acuden personas que no lo han tenido fácil en la vida. Jóvenes y adultos que de algún modo quieren o necesitan una oportunidad para realizar sus sueños. Nosotros intentamos dársela. Intentamos proporcionarles herramientas y cierta estabilidad tanto a nivel familiar como emocional.

[layerslider id=”3″ /]

MOZAMBIQUE

  • Superfície: 799.380 Km2
  • Población: 26,4 millones

  • Población Urbana: 30%

  • Población bajo el umbral de la pobreza: 54,7%

  • Índice Desarrollo Humano: 180 de 188 países analizados

  • Esperanza de Vida: 49,9 años

  • Mortalidad Infantil: 87 por cada 1000 habitantes

  • Alfabetización Mujer: 56,5%
  • Alfabetización Hombre: 79,8%
  • Tasa de Trabajo Infantil: 22,2%

Fuente: UNICEF / PNUD (2012-2016)

XAI-XAI

Estamos entre Praia de Xai-Xai y Macamwine, dos barrios alejados de la Ciudad de Xai-Xai en la provincia de Gaza, al sur de Mozambique.

Es una zona tropical semi rural donde conviven la tradición y las costumbres agrícolas con un incipiente desarrollo fruto de la acumulación de bienes por parte de las familias más acaudaladas. Xai-Xai y la provincia de Gaza dispone de tierras muy fértiles por encontrarse en la falda del Río Limpopo y eso ha favorecido el desarrollo de un modelo de agricultura extensiva que beneficia a parte de la población pero ni mucho menos sirve para satisfacer las necesidades de la mayoría de familias.

Estas se ven obligadas a practicar la agricultura de subsistencia y ese esfuerzo suele recaer sobre las mujeres, que trabajan la tierra para sobrevivir y alimentar a sus hijos.

Muchas de estas familias, además, están desestructuradas y a menudo nos encontramos a madres que viven solas a cargo de uno, dos o más hijos.

Desde Gaza, muchos hombres emigran a Sudáfrica por falta de oportunidades en el mercado laboral local y es bastante común que, una vez allí, empiecen una nueva vida y se olviden de su familia.

Sorprende que, a pesar de ser una zona costera bañada por el Océano Índico, poco se explotan los recursos del mar más allá de la pesca a pequeña escala, familiar. En Xai-Xai no hay puerto y gran parte del pescado que se vende en el mercado y se consume, viene de fuera.

El VIH, la malaria y otras enfermedades endémicas, como en la mayoría de países del sur de África, están muy extendidas y han causado estragos importantes en las familias. Los últimos datos sobre la prevalencia del VIH invitan a cierto optimismo moderado ya que poco a poco se consigue frenar la transmisión pero todavía existen muchas personas que conviven con la enfermedad a diario y a las que hay que dar respuesta y atenciones médicas.

En general, Mozambique es un país estable con una proyección de crecimiento considerable gracias al hallazgo de importantes yacimientos de recursos naturales. El reto actual es conseguir distribuir la riqueza equitativamente y potenciar el crecimiento de la clase media. Las zonas más alejadas de las urbes siguen teniendo muchas dificultades para el acceso a una educación de calidad y a recursos tan básicos como son el agua o la electricidad.

Hace poco se han celebrado los 20 años sin guerra, aunque sigue habiendo tensiones considerables entre los principales actores políticos y esto, a veces, activa conflictos armados de baja intensidad. En Mozambique se celebran elecciones multipartidarias cada cinco años y desde el fin de la Guerra Civil siempre ha gobernado el mismo partido, FRELIMO.

TODO EMPEZÓ…

Todo empezó en 2007. Alexia Vieira, a la vuelta de un viaje que le llevó a visitar una serie de proyectos de cooperación española en Mozambique y que a su vez le sirvió para tener un primer acercamiento a la realidad mozambiqueña, decidió montar una asociación con dos amigos para recaudar fondos e irse a ayudar a niños y niñas de Xai-Xai.

Todo empezó... Fundación Khanimambo

Alexia visitando familias en 2007

Vivir allí era una condición indispensable para garantizar que las ayudas que se enviaban se recibían bien y que los recursos que se invertían se destinaban a su fin concreto. Así fue como llegó Alexia a Mozambique, con cuatro maletas y su perra Kena, y puso la semilla cerca del río Limpopo de lo que hoy es la Fundación Khanimambo.

Con todo por hacer, Alexia empezó a visitar casa por casa, a escuchar a la comunidad de Praia de Xai-Xai, a conocer de cerca las necesidades. Alquiló una primera casita desde donde canalizar toda la ayuda.

El primer proyecto que se puso en marcha fue La Escolinha, un lugar donde dar continuidad a los estudios oficiales, donde aprender cosas nuevas, donde poder preguntar… Y, poco a poco, se fueron construyendo lazos de amistad con los primeros ahijados y sus familias.

Fundación Khanimambo, todo empezó...

Las primeras lecciones en el porche, año 2007

Muchos de ellos venían con hambre, enfermos o simplemente desnutridos, sucios, cansados y con muy poca motivación. Ninguno hacía planes de futuro. Alexia, decidida a dar respuesta a esas carencias, empezó a repartir meriendas, a llevarles al hospital, a hablarles de la importancia de los estudios y, sobre todo, a hacerles sentir el afecto de tanta gente que creía en ellos. Pronto se dio cuenta que la tarea que le esperaba por delante era titánica.

La Asociación se transformó en Fundación Khanimambo en 2008, con el propósito de dar una nueva dimensión al proyecto, de apostar por la transparencia y de dar más prestigio a la organización, pues cada vez había más niños que atender y más personas dispuestas a ayudar.

A partir de 2009 se fueron sumando más profesionales al equipo. Eric llegó a Xai-Xai para quedarse y se comenzó a montar una pequeña estructura en Madrid que serviría para buscar fondos y para atender a los colaboradores.

Entre 2007 y 2011 la Fundación Khanimambo se hizo a sí misma. Se pusieron en marcha distintos proyectos piloto. Algunos de ellos han prosperado y se han ido moldeando y adaptando a los cambios y a las necesidades reales de la comunidad. Otros se desecharon enseguida porque no funcionaban o porque no producían los resultados esperados.

Colocación de la primera piedra del Centro Munti

Colocación de la primera piedra del Centro Munti en 2013

Después de esta primera etapa, en 2011, Khanimambo definió su forma de entender la cooperación, encontró su lenguaje y se abrió al mundo a través de la campaña Déjate Ayudar que sigue tan vigente hoy como el primer día. Todos necesitamos ser ayudados y todos podemos ofrecer nuestra ayuda.

Se definieron nuevos objetivos, el más importante de ellos era contar con un centro en condiciones desde donde poder ofrecer una ayuda de calidad. Esto se consiguió en 2015 con la inauguración del Centro Munti.

EL CENTRO MUNTI

El Centro Munti, como su nombre en changana nos indica, es el lugar que ocupamos en el mundo. El resultado de 8 años de trabajo sin interrupciones al lado de la comunidad de Praia de Xai-Xai y Macamwine.

Pero sobre todo es una apuesta de futuro para mejorar la calidad de la ayuda que ofrecemos. Es un lugar que niños, familiares, colaboradores y equipo ya hemos hecho nuestro y donde nos sentimos como en casa. Un sueño por el que muchas personas han dado lo mejor de sí mismos para hacerlo realidad y que a la vez nos permite seguir soñando en un futuro con más oportunidades.

De este modo, ahora disponemos de cinco aulas en condiciones, un Centro Nutricional con cocina y comedor con capacidad para dar de comer a 400 niños diariamente, un Centro de Salud, Biblioteca, Aula de Informática, baños y duchas, y un espacio al aire libre con zona de juegos y el Campo de Fútbol Roque Bergareche Mendoza.

La construcción de este Centro ha sido posible gracias a la Fundación Humanitaria A.G.H y a la financiación privada de la Sociedad General Inmobiliaria de España.

Gran parte del equipamiento se ha conseguido a través de donaciones de particulares e instituciones y la enfermería se ha equipado con la obtención del I Premio a Proyectos Solidarios Internacionales otorgado por la Revista Telva en su edición de 2015.

EL EQUIPO

El equipo humano de la Fundación está compuesto por personas que sienten pasión por ayudar. Todos, desde su lugar de trabajo, aportan mucho al bienestar de los niños y sus familias. En Mozambique tenemos a veintitrés trabajadores y en España dos. El resto del trabajo se hace a través de colaboraciones.

En Xai-Xai trabajamos con mozambiqueños, promovemos su continua formación y, desde su entrada en Khanimambo, su calidad de vida ha avanzado mucho.

Además del equipo ejecutivo, contamos con un Patronato que tiene capacidad para garantizar el funcionamiento normal de las actividades.

El Patronato vela por el correcto desarrollo de los proyectos y adquiere una funcionalidad financiera, consultiva, consejera y, en ocasiones, también ejecutiva debido al alto grado de implicación y el vínculo que tienen todos sus componentes con la organización.

Alexia Vieira
Alexia VieiraFundadora y Presidenta
Blanca Reyero
Blanca ReyeroDirectora
Eric Ferrer
Eric FerrerComunicación
Cristina Hernanseiz
Cristina HernanseizContabilidad
Ismael Figueiredo
Ismael FigueiredoAdministrativo
Georgina Ferrer
Georgina FerrerCoordinadora Salud
Sandra Uamusse
Sandra UamusseSecretaria de Salud
Margarida Diogo
Margarida DiogoSecretaria de Nutrición
Diamantino Moises
Diamantino MoisesSecretario de Educación
Lina Vasco Bila
Lina Vasco BilaProfesora Guardería
Paulina Rosalia
Paulina RosaliaProfesora Guardería
Nomsa Moises Bila
Nomsa Moises BilaProfesora Guardería
Ivone Gabriel
Ivone GabrielProfesora Primaria
Casimiro Machai
Casimiro MachaiProfesor de Primaria
Amancia Cumbe
Amancia CumbeProfesora de Primaria
Rildo Reinaldo
Rildo ReinaldoProfesor de Secundaria
Silva Domingos
Silva DomingosProfesor de Secundaria
Ernesto Damião
Ernesto DamiãoEducación Física
Angelica Ernesto
Angelica ErnestoAuxiliar Enfermería
Adelino Magalhães
Adelino MagalhãesRecepcionista
Hortensia Flora
Hortensia FloraCocinera
Celina Fabião
Celina FabiãoCocinera
Atalia Ernesto
Atalia ErnestoCocinera
Lucia Florinda Boque
Lucia Florinda BoquePanadera
María Ernesto Chilengue
María Ernesto ChilengueResponsable Limpieza
Raimundo Mondlane
Raimundo MondlaneConductor Minibús
Manuel Antonio
Manuel AntonioAuxiliar Centro Munti
Arlindo Chavane
Arlindo ChavaneResponsable Seguridad
Orlando Muchave
Orlando MuchaveResponsable Seguridad
Eduardo Nhalungo
Eduardo NhalungoResponsable Seguridad