Algun@s de quienes nos seguís desde hace tiempo, habréis leído que siempre hablábamos de las mamás activistas, de las mamás jefas de cada zona. Hasta ahora, para comunicarnos con la comunidad vinculada a Khanimambo usábamos un sistema de portavoces que comunicaba o avisaba a toda su zona sobre reuniones, avisos o informaciones que considerábamos importantes.

Este año hemos implementado un sistema experimental que destaca por su horizontalidad. Hemos creado una cadena, un tren de la información, así que emitiremos un mensaje a la familia 1 que tendrá que llegar hasta la familia 179 con varios puntos de control para asegurarnos de que el mensaje continúa siendo el mismo. ¿Quién no ha jugado al juego de “El Rumor”, en que la información se distorsiona en cada grado que avanza, acabando con un significado completamente distinto al que había iniciado?

Queremos responsabilizar más a las familias de las dinámicas del Centro Munti y en un mundo tan hiperconectado como el de hoy ya no es una quimera pensar que el mensaje correrá como la pólvora desde Praia de Xai-Xai a Macamwine. A ver a ver… ya os lo contaremos!

Para escenificar este mágico momento, en la primera reunión de la comunidad del año, además de repasar normas de comportamiento y de explicar brevemente en qué consistirán las actividades de este curso, decidimos entre todos quién tenía la responsabilidad de avisarnos y a quién teníamos que avisar nosotros a continuación, para no romper la cadena.

Así que qué mejor manera que hacer un tren de toda la familia Khanimambo… Quien va por delante me comunica, a quien tengo detrás le comunico yo.

Vaya lío! Nos encantan los desafíos!