El pasado sábado 10 de noviembre ocurrió algo mágico en Praia de Xai-Xai gracias al esfuerzo de los 360 niños y niñas que cada día acuden al Centro Munti y al trabajo de los 39 miembros del equipo de Khanimambo.

Celebramos el Festival de las Artes, un recorrido por los diferentes proyectos artísticos que los niños y niñas han realizado durante el curso escolar en Khanimambo. Varias estancias del Centro lucían llenas de pintura y poesía inspirada en grandes artistas mozambiqueños como Malangatanga, Naguib Elias Abdula y Noel Langa. Sorprendimos también con una exposición en el jardín de varias esculturas hechas por los alumnos al estilo de Reinata Sadimba.

Organizamos un recorrido por la artesanía de la provincia de Gaza e invitamos a muchos artesanos que montaron una feria con sus obras de arte de tela, de barro, bisutería, mobiliario y muchas cosas más. Todos son amigos de Khanimambo o personas que en algún momento han estado junto a los niños y niñas explicándoles cómo se crean este tipo de productos. Pudieron montar un escaparate increíble para todos los invitados de la gala y consiguieron vendieron algunas cosas!!

Además, realizamos una obra de teatro, El Regreso de Damboya, inspirada en la vida de la tía del poderoso rey Nugungunhane que lideró con mano de hierro la lucha contra los colonizadores portugueses en el antiguo Imperio de Gaza. El leimotiv de dicha pieza es el empoderamiento de la mujer mozambiqueña haciendo a su vez un guiño a la vida de Stella, la actual gobernadora de la Provincia de Gaza, que asistió como invitada de honor.

 

Desde muy temprano todo el equipo llegó para preparar la escolinha y decorarla con las mejores galas ya que se trataba de un día importante, quizás el más importante del año. Aproximadamente 1.000 personas acudieron a la bonita cita que comenzaba a las 18h y se extendió hasta pasada media noche.

Era el momento de que todo el mundo entendiese que Khanimambo es algo más que un proyecto de cooperación, es una gran familia que brilla cada día y que tiene la capacidad de mostrar todos sus años de trabajo a través de los niños y niñas, los protagonistas de esa maravillosa noche, así como lo son de nuestro día a día.

Fue una gala muy diferente a las que se hacen normalmente en escuelas de Mozambique: de noche, el centro iluminado, la comunidad presente… y sorprendió también por su originalidad. Estaba todo el mundo ilusionado y feliz, disfrutando del recorrido que les habíamos preparado y que acababa en el Campo Roque Bergareche que se convirtió en teatro con un escenario de lujo y butacas para todos los invitados.

 

Los primeros en sentarse fueron las familias de los artistas que esperaban intrigados en sus sillas sin imaginar lo que iba a suceder. Poco a poco fuimos recibiendo a todos los invitados especiales, los socios locales de Khanimambo, ante los que queríamos presentar nuestro trabajo porque es importante obtener su reconocimiento. Asistieron los directores de las escuelas e institutos a los que acuden los alumnos, los jefes de las comunidades, una representación del gobierno municipal y provincial, miembros de instituciones amigas, representantes de otros proyectos y la máxima autoridad de la provincia de Gaza, la Gobernadora Stella da Pinto Zeca.

Con el público ya acomodado, la banda invitada tocando música en directo, la cocina ultimando los detalles de los platos que se servirían en la cena posterior, los focos iluminando el escenario, todo el equipo coordinado en sus puestos y los niños preparados; por fin comenzó el show!

Toda la obra tenía un hilo argumental llevado a cabo a través de la dramaturgia intercalando con momentos de danza y canto que enriquecían enormemente el contenido y mostraban diferentes talentos que practicamos durante el curso. En un momento de la obra hasta se realizaba un castillo humano, en homenaje a nuestros amigos, els Minyons de Terrassa, que nos visitaron en agosto y dejaron huella en nosotros.

 

El conjunto de la obra fue fantástico, con una mayoría de niñas protagonistas y un mensaje claro: las mujeres mozambiqueñas deben estudiar y formarse para liderar el cambio que necesita este país. ¡Y Khanimambo está con ellas, apoyándolas desde pequeñas y acompañándolas en este camino!

Para cerrar la gala, algunas de las madres nos sorprendieron con una actuación especial que deja bien claro el impacto que estamos consiguiendo. Realizaron un desfile de moda vestidas con ropa moderna realizada por ellas mismas, con actitud segura y confiante, que enviaba un mensaje de empoderamiento a todos los presentes. Cuesta explicar esto y que se entienda pero en un contexto rural, tradicional y conservador como es Praia de Xai-Xai el desfile de estas madres fue una sorpresa, por no decir una “bomba”. Un espectáculo organizado de manera intencionada para dejar claro que esas madres ya han entendido su papel en la sociedad y que van a transmitírselo a sus hijas e hijos para intentar marcar la diferencia.

 

Asistimos asombrados al momento aplaudiendo y vitoreando a estas valientes y la gobernadora hizo mención de manera positiva en la cena posterior y nos felicitó por ello. La cena transcurrió muy bien y los mil asistentes degustaron diferentes platos de la rica gastronomía mozambiqueña que las mamás de la cocina prepararon con el amor al que nos tienen acostumbrados.

El poder del arte y de la cultura es maravilloso y desde Khanimambo lo sabemos y seguiremos incluyéndolo en las vidas de nuestros ahijados y ahijadas cada día. La fiesta terminó, los invitados volvieron a casa y en el equipo sonreímos satisfechos sabiendo que hemos logrado algo grande.

Stella da Graça Pinto Zeca en Fundación Khanimambo