“A vida Ungata é a vida melhor…

Sem trabalhar, sem estudar…só com os natus jogar!!”

Durante el curso de verano, que es el mejor momento del año para las niñas y niños de Khanimambo, el ambiente es muy diferente al del resto de año. Se respiran vacaciones, playa y todavía más alegría de lo normal en el Centro Munti.

Tanto los niños como el equipo nos relajamos después de un año de trabajo bien hecho. Comienzan a salir las notas del cole y las celebraciones de todos los que pasan de curso se solapan en una gran fiesta general. Se ven multitud de abrazos de enhorabuena al conseguir los objetivos por los que nos esforzamos cada día. Celebran los niños y celebran sus educadores de Khanimambo, las secretarias de cada programa, los tutores, las familias y al fin y al cabo, todos. Pues parte de ese triunfo lo sentimos también nuestro.

¡Y por fin llegan los “natus”! Así llamamos en Khanimambo a los seis voluntarios monitores de la empresa Natuaventura que cada año acuden a Mozambique para organizar el campamento que se engloba dentro del Proyecto Ungata, que significa “diversión” en changana.

 

Este proyecto consiste en casi tres semanas de actividades dirigidas que los niños y niñas disfrutan como nunca. Es el momento de expresarse, de jugar, de aprender, de trabajar en equipo, de competir y de divertirse mucho.

Este año los encargados de esta tarea han sido Marina (tía Maçà), Iván, Ana, Marina, Elena y Manu como coordinador. Juntos son un equipazo de profesionales que han hecho un trabajo increíble. Además, tuvimos la suerte de recibir durante una semana la visita de Carlos, tío Cobra, director de Natuaventura y patrono de Khanimambo, que también se ha involucrado en las actividades con el resto del equipo.

Durante esa semana recibimos también a dos madrinas veteranas de Khanimambo, Marina y Bea, que nos acompañaron para conocer en persona a sus ahijados Joaquim y Stélio. Fueron cinco días llenos de emociones que creemos que nunca olvidarán. Tuvieron la suerte de poder presenciar varias actividades del curso tanto en el Centro como en la playa y participar junto a los niños y niñas en todos los juegos.

 

La competición se dividía entre juniors y seniors, que se organizaban en equipos por países, igual que en el curso de invierno. Cada día se conseguían puntos en las pruebas que se iban sumando en la clasificación final con un ritual de cantos y euforia justo después del desayuno, antes de comenzar los juegos de cada día.

Actividades de destreza, juegos creativos de pintura, olimpiadas deportivas, un scape room, una búsqueda del tesoro, competiciones de baile, pelea de agua y de polvos holi, experimentos científicos y mucho más. Entretenimiento asegurado para todos con juegos didácticos, porque una de las bases del Proyecto Ungata es el aprendizaje en el ocio, en el que tanto creemos en Khanimambo.

Todos acudían encantados cada día para descubrir cual sería la actividad sorpresa que les tenían preparada y finalmente se hicieron con la victoria los equipos de Portugal y Singapur en cada categoría.

Cerramos el mes y también el año con una celebración en la playa con entrega de medallas y por fin dimos comienzo oficialmente al verano y a las vacaciones.

Para cerrar el trabajo con el equipo, tuvimos la suerte de participar en un “Team Building” organizado por los natus, para fortalecer la comunicación entre todos y entender la importancia del trabajo en común que se simbolizó con la construcción de un puente de madera.

¡Comenzamos el descanso merecido para todos los que hacen que el día a día en el Centro Munti sea posible y les deseamos unas felices vacaciones después de otro increíble curso de verano que recordaremos siempre!