Este mes hemos celebrado la graduación de los niños y niñas de la guardería que el año que viene ya pasan a primero.

Y como sabéis, en Khanimambo nos encanta dar toda la ceremonia que merece un momento tan importante como este. Así que invitamos a los familiares directos de cada niño que se graduaba a un evento-gala-cena que fue divertidísimo

Los peques llevan todo el año preparándose para este momento, incluso en la etapa Covid que no asistían al Centro Munti, practicaron y aprendieron en casa y hay que decir que las educadoras han llevado a cabo una tarea espectacular, este curso tan raro.

Y llegado el momento, todos salieron a defender en público lo que han aprendido en materia de letras, números, canciones, proyectos y mucho más.

La graduación de los pequeños es un momento mágico y lo que hacemos con este acto es reforzar la relación entre los niños y sus familiares. Facilita que las familias entiendan y pongan en valor el trabajo de Khanimambo en los primeros años de sus vidas ya que no siempre es fácil de entender en una sociedad donde se tiende a despreocuparse de la educación, más allá del “asistir a la escuela”.

Es impresionante ver cómo hay familias que es en este día que descubren que su hijas y sus hijos saben y han aprendido mucho más de lo que se podrían imaginar. Algunos incluso entienden entonces que Khanimambo no es un lugar donde “guardar” los niños mientras vas a la huerta sino que es algo mayor y la cara de estos familiares cuando lo descubren son todo un poema.