Saudades* de Roque. Vamos a seguir recordándole en esta fecha. Juntos y con un objetivo común.

Nada ha cambiado en estos cuatro años. Su recuerdo sigue muy presente en Khanimambo, en forma de una realidad que nos persigue a diario:  en forma de violencia y también, sobre todo, en forma de la educación que ofrecemos como forma de combatirla. Ante la ausencia de mi amigo Roque, y la de tanta gente que muere por actos sin sentido, no podemos quedarnos sin hacer todo lo que está en nuestras manos.

Roque se fue antes de tiempo, y su recuerdo me persigue y me ata a luchar para que las cosas sean diferentes. La educación con conciencia y que brinda oportunidades es el camino que hemos elegido en la Fundación Khanimambo. Mirar por la calidad de la sensibilización, hablar sin tabús, abrir mentes, ilusionar a niñas y niños con las posibilidades que existen para todos ellos.

El pasado 4 de octubre, Mozambique celebraba el día de la paz. El funcionamiento diario del Centro Munti se vio interrumpido pero algunos adolescentes de Khanimambo y yo nos juntamos para reciclar plástico.

Fundación Khanimambo

Reciclando plástico para hacer un jardín vertical en Khanimambo

Este día ya forma parte de tantos que llevo acumulados en Mozambique, de esos que no son “oficiales” y que resultan ser los mejores, cuando los niños y yo nos entregamos a un plan de forma totalmente voluntaria y espontánea. La peculiaridad de aquel lluvioso 4 de octubre es que caí en la cuenta y pude comprobar que esos 27 jóvenes son ya todos más altos que yo y, lo más gracioso, es que a todos ellos les he visto crecer desde que eran unos canijos.

Entre botellas de plástico, cortes de cúter y pintura acrílica hablábamos de sus preocupaciones: las redes sociales y su futuro. – Periodismo sin dudarlo tía Alexia, me reconfirmaba Hilario en su sueño universitario. – Agente aduanero para luchar contra la corrupción, gritaba Helton. – Enfermera, abogada por los derechos de la mujer… Cada uno con una idea clara de hasta dónde quiere llegar.

Probablemente lo consigan. Aquí estaremos juntos, luchando para que saquen el máximo provecho de tener a Khanimambo cerca. Nos motiva ver a los que ya están en ese camino de formación profesional cumpliendo su sueño.

Y es, sobre todo en momentos como esos, cuando consigo estar cerca de ellos sin otro objetivo que charlar. Cuando sé que Khanimambo, la educación y el cariño que damos, está contribuyendo a que estos jóvenes tengan claro que su verdadero destino es marcar la diferencia.

La Carrera Solidaria Aúpa 2016 del próximo domingo es una excusa perfecta para juntarnos y dar un sentido al sentimiento de saudades que los que le conocimos sentimos por Roque. Y es una oportunidad para seguir trabajando juntos por un mundo más justo. Los fondos recaudados de esta carrera irán directos a seguir ejerciendo este impacto en los niños que después serán jóvenes mozambiqueños y con los que tenemos un enorme compromiso.

Desde Mozambique os agradezco estar a nuestro lado en este objetivo.

Querido amigo, hoy y siempre, seguimos juntos.

*Saudades o Saudade: vocablo portugués de difícil definición en español que evoca a un sentimiento de melancolía, nostalgia o añoranza.