Carta enviada por Ernesto Damião, ahijado de Khanimambo hasta 2015. Se ha graduado por la Universidad Laboral de Toledo y, desde hoy, se encuentra en Oporto (Portugal) realizando las prácticas de su especialidad:

¡Es como si fuese ayer! Sí, eso parece, ¡pero no lo es! 

Menos mal que algunos días de mi niñez, con mis riquezas sencillas y felicidad espontánea, me enseñaron de “buena” forma que parecer no es ser y viceversa. La afirmación no es científica, por eso no hay que hacerme mucho caso. Es, sin embargo, orientativa.

Y por ser esta orientación tan maravillosa, me regaló una maleta llena de riquezas profundas. Tesoros que llevo y transporto con mucho cariño. Y que protejo con un  corazón que no es solo mío, sino que pertenece a todos. Un corazón que, siendo mío y siendo colectivo, me hace ser quien soy.

De esta maleta me importa compartir una gota de mi aprendizaje con toda mi familia (Khanimambo), con los amigos en general, con aquellos que estuvieron, están y los que estarán. ¡Os  comparto mi graduación! Me he  graduado en Electricidad e Instalaciones Eléctricas Industriales.

Graduación de Ernesto Damião, ahijado de la Fundación Khanimambo

¡Estoy muy feliz con todo esto amigos! y, para no enrollarme demasiado, deciros que a partir de hoy empiezo la nueva etapa de prácticas en “O Porto”, en Portugal.

Es una maravilla para mí vivir con las ilusiones, llenas de  energía, que guardo en la maleta con la que inicié este viaje.

Y, “con esto y un bizcocho hasta mañana a las ocho”!!!