Velocidad de Cuchara colabora con la Fundación Khanimambo